Rodolfo Arruabarrena, apreció que su equipo "fue un justo ganador" del "superclásico" ante River Plate y que ahora "hay que ponerse a pensar en el partido del jueves por la Libertadores, que en realidad es de 180 minutos y se extenderá una semana".
"En el primer tiempo fuimos superiores y en el segundo nos acomodamos mejor con los ingresos de (Fernando) Gago y (Pablo) Pérez, además de lo que aportó (Cristian) Pavón jugando sobre el sector de (Emanuel) Mammana y luego de (Camilo) Mayada", describió Arruabarrena.
"No fue nuestro mejor partido, como tampoco lo fue de River, aunque en estos partidos surgen siempre los miedos lógicos. Pero ahora vienen los dos cruces de la Copa que en realidad es un partido de 180 minutos", enfatizó.
El "Vasco" destacó que en su equipo "hubo rendimientos muy buenos. Y los cambios los hacemos siempre pensando en al arco rival, aunque el ingreso de Gago por Chávez parezca defensivo. Es que con Fernando tenemos más claridd en el juego interno. Lo que sucedió fue que pensábamos que iba a ser un partido más abierto y no lo fue. River por momentos fue superior en el segundo tiempo".
"Pero acá la presión la tenemos los dos. El que esté fuerte de la cabeza y mejor que el rival se llevará todo.
Los pequeños detalles, tratar de manejar el entorno y jugar mejor que el rival serán los que inclinarán la balanza", advirtió respecto de los juegos "coperos" que se vienen.
"Es que no ganamos absolutamente nada. Ya está. Ahora hay que descansar y pensar en lo que viene. Acá no habrá revancha ni nada. Simplemente fue un partido que el hincha de Boca disfrutó y esperemos repetir el jueves", estimó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia