El director técnico de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, consideró hoy que el triunfo por 2-0 ante Huracán Las Heras, por la Copa Argentina en San Juan, no fue el "mejor partido" del equipo, pero destacó que "igualmente" tuvieron "el control" del desarrollo del juego.
"Nos faltó tal vez más profundidad y, por momentos, cuando ellos perdieron un poco el orden, tratar de convertir. Se hizo difícil y, por suerte, a lo último, pudimos conseguir la ventaja", agregó.
A la llegada del plantel al aeroparque de Buenos Aires y antes de dirigirse a Casa Amarilla para conducir el entrenamiento, Arruabarrena, en rueda de prensa, expresó, acerca del esquema defensivo del rival, que "cada equipo tiene su sistema, la responsabilidad pasa por nosotros, por tratar de romper ese esquema".
"Fui al vestuario a felicitar a sus jugadores -prosiguió- porque si bien por categoría, y es normal, había superioridad, en ningún momento utilizaron el juego brusco ni las patadas".
Respecto del estado físico de su plantel, el entrenador aseguró que están "bien. Nico (por Nicolás) Lodeiro tiene un golpe y seguramente que irá a hacer algunos estudios".
"Ganar siempre viene bien y eso es importante -conceptuó-. Aparte, nosotros veníamos de una derrota. Sabíamos que iba a ser difícil. La tenencia de pelota estuvo pero costó abrir el marcador".
Señaló Arruabarrena que "ahora tenemos que pensar en el domingo. Podemos hablar todo el día pero el domingo tenemos que salir otra vez a tratar de demostrar y a mejorar, porque tenemos que mejorar".
"Van viendo que sigue habiendo rotaciones -apuntó-. Vamos a ver cómo están los jugadores y presentar lo mejor que podamos. Son dos partidos que nos quedan (antes del receso por la Copa América) y trataremos de hacerlos lo mejor posible".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia