El Vasco Arruabarrena deslizó cierta queja ante el árbitro Silvio Trucco por la cantidad de interrupciones y admitió que entre tantas amarillas que le puso a jugadores de River "alguna podría haber sido expulsión".
"No nos conforma el resultado ni el juego. Me siento confiado con el grupo porque lo veo trabajar y lo veo jugar", sostuvo Arruabarrena tras el primer Superclásico copero y afirmó que "se puede jugar mejor".
En relación al arbitraje de Trucco, el director técnico dijo que "fue correcto", aunque permitió demasiados choques e interrupciones.
"Para mi tuvo un arbitraje correcto. Fue permisivo en los roces, pero es un partido de Copa. River ha tenido bastantes amonestados y creo que alguna podría haber sido expulsión", señaló en relación a la actuación del árbitro.
Previamente a la conferencia, en declaraciones al canal FoxSports, admitió que chicaneó a Trucco en un momento del partido al preguntarle "si había traído la tarjeta roja".
El entrenador xeneize sostuvo que su equipo estuvo demasiado "acelerado" para hacerse de la pelota y que cuando la tuvieron se apuraron o bien aparecieron las interrupciones.
Por otro lado, Arruabarrena destacó que lo "importante era que River no convierta, más teniendo en cuenta la validez del gol de visitante".
"Creo que va a ser un partido similar allá, el que demuestre personalidad va a llevarse la llave", subrayó.
Arruabarrena se refirió además a la lesión del delantero Juan Manuel Martínez, quien sufrió una patada de Leonel Vangioni sobre el tobillo derecho durante el primer tiempo.
"El Burro había arrancado bien, mañana le haremos los estudios, tuvo una patada importante. Después entró el Chapa que tiene otras características. Tenemos que pensar en el domingo y después en los segundos noventa minutos", subrayó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia