El entrenador de Boca, Rodolfo Martín Arruabarrena, se mostró resignado ante la posible venta de Jonathan Calleri a un grupo inversor que lo colocará en Inglaterra.
Luego del amistoso que su equipo perdió en México frente a Puebla, el "Vasco" apeló al realismo para describir la situación: "Ha hecho un buen torneo y llegaron ofertas. El semestre pasado le pedí que se quedara: ya no puedo hacer más nada".
Según trascendió, hay dos grupos inversores que se acercarían a pagar los cerca de diez millones de dólares que pretende la institución por Calleri. Uno de esos grupos lo colocaría en Italia (no trascendió el club) y el otro, en Inglaterra, más precisamente en el Chelsea.
Si bien la intención del Xeneize es retenerlo hasta junio para que se quede a jugar la Copa Libertadores, es muy poco probable que se dé esta situación porque nadie pondría tanto dinero por un futbolista y aceptaría dejarlo seis meses más en su club de origen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia