El DT de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, explicó hoy que aceptó una reunión con la barra brava del club en febrero pasado por su condición de "cabeza de grupo", aunque aclaró que se mostró sorprendido cuando tomó conocimiento de la magnitud de la visita, que fue revelada esta semana con un video de las cámaras de seguridad de la concentración "xeneize".
El entrenador aseguró que los barras buscaron la entrevista con los jugadores y el cuerpo técnico sólo a modo de "presentación", luego de la vuelta a la tribuna de los líderes Rafael Di Zeo y Mauro Martín, quienes recuperaron el control de la hinchada al salir de la cárcel por distintas causas.
"La charla transcurrió durante seis minutos, me manifestaron su presentación y punto", expuso Arruabarrena sobre las imágenes que muestra el encuentro de los violentos y el plantel en el estacionamiento del Hotel Madero Boca.
"Cuando me dijeron que había 'hinchas' que querían hablar con nosotros, pensé que eran diez, pero cuando me encontré con 30 'monos' entendí la intranquilidad de la (gente de) seguridad. Querían hablar con el grupo y yo fui porque soy la cabeza del grupo. El encuentro fue antes del partido como Olimpo de Bahía Blanca (de la primera fecha del Campeonato de Primera División)', concluyó Arruabrrena.

Pensando en Sarmiento de Junín

Arruabarrena calificó de "muy difícil" el partido que Boca tendrá el próximo domingo en Junín, y reconoció que recibió información sobre el mal estado del campo de juego, y comentó que Sarmiento "está haciendo un muy buen torneo". "Apuntamos a tener dinámica e intensidad que hemos tenido en algunos momentos, pero luego de la eliminación de la copa ante Vélez y Aldosivi lo perdimos. La idea siempre es la misma, de tener el balón, ser dinámicos y veloces y saber leer bien el partido", especificó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia