El entrenador Ricardo Caruso Lombardi le comunicó hoy a los dirigentes de Arsenal, minutos después del triunfo ante Tigre, que dejó su renuncia a disposición, enojado por los malos arbitrajes del que fue víctima su equipo en las últimas fechas. "Los árbitros están predispuestos a echarme. No me gusta sentirme así, no disfruté nada del partido", inició su descargo Caruso Lombardi, sorprendentemente en la conferencia de prensa post triunfo 2 a 0 frente a Tigre en Sarandí.
Luego de realizar su análisis de la victoria, el excéntrico director técnico fue consultado por su expulsión de parte del árbitro Fernando Echenique. Y ahí explotó y lanzó la bomba. "No puedo estar condicionado en mi trabajo. Yo así no puedo seguir dirigiendo", agregó el DT, quien contó que le había comunicado esta novedad a Gustavo Grondona, puesto que Julito Grondona, el presidente, no estaba en el estadio de Sarandí.
Igualmente, su decisión quedó supeditada a una charla con el hijo del fallecido presidente de la AFA, aunque Caruso Lombardi ya aclaró que no había "vuelta atrás" y que no iba a entrenar más al equipo del Viaducto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia