Armando Pérez asumió al frente de la Comisión Normalizadora de la Asociación del Fútbol Argentino y, en primera instancia, buscó despegar su imagen del Estado al remarcar: "No soy esclavo del Gobierno". Si bien reconoció haber tenido charlas con el presidente Mauricio Macri, el dirigente dijo tener en claro lo que debe hacer.
Además de referirse a la designación del nuevo DT de la Selección, para el cual anunció que primero deben definir un presupuesto, dijo que "hay que mirar hacia delante y lo que pasó, pasó. Espero tener credibilidad, ya que seremos todo lo transparentes que la AFA necesita", apuntó.
El otro tema que demanda urgente resolución es el próximo campeonato. "Nos sentaremos entre todos y veremos cómo será", dijo. Este torneo largo, que hoy terminará de ser aprobado, comenzará finalmente el 19 de agosto y tendrá su primera interrupción el 11 de diciembre, para reanudarse el 12 de febrero, hasta el 4 de junio.
Otra de las prioridades estará signada por las elecciones, con plazo máximo del 30 de junio de 2017.
En cuanto al manejo del dinero de "Fútbol para todos", "será de manera transparente y lo controlará Fernando Marín", anunció Pérez.
El suizo de origen colombiano Primo Corvaro, representante de FIFA y quien puso en funciones a la comisión, confirmó que Pérez será el presidente, Javier Medín el vice, Pablo Toviggino, el tesorero, y Carolina Cristinziano, la secretaria. Esta última utilizó su espacio para defenderse de las acusaciones de haber sido parte de la barra brava de Rosario Central. "Nunca tuve vinculación y lo que conté alguna vez fue eso, pero me lo sacaron de contexto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia