Esto es claro: los hinchas del cuervo no tendrán acceso al estadio de la Liga de Rosario de la Frontera y la Policía montará un operativo de seguridad tendiente a que directamente no lleguen hasta la Ciudad Termal. De esta manera, se hará cumplir la prohibición para la parcialidad del cuervo de salir de la ciudad que rige por parte de la Policía desde antes del inicio del campeonato.
A pesar de que en primera instancia la dirigencia de Progreso iba a destinar una tribuna para hinchas neutrales, la Policía confirmó que la totalidad del estadio estará destinado para los locales. Y esto mismo, luego, generó molestias en los dirigentes rosarinos. El presidente de la Liga, René Jorge, se expresó en contra de esta medida, ya que habrá menos recaudación. Pero la Policía ya advirtió que ningún hincha cuervo podrá decir presente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia