Temperley se aprovechó de un pobre Atlético de Rafaela lo venció por 2 a 0 en un aceptable encuentro que disputaron esta noche, por la cuarta fecha de la Zona 2 del torneo de Primera División. El delantero Marcos Figueroa, a los 21 minutos de la primera etapa, y Leandro Sapetti, a los 7 del complemento, anotaron los tantos con los que triunfo el elenco del sur bonaerense. Gabriel Graciani, volante del equipo local, fue expulsado a los 28 minutos del segundo tiempo por juego brusco. Con este triunfo, Temperley logró su primer victoria en el certamen, mientras que Atlético de Rafaela sumó su tercer derrota consecutiva y profundiza su crisis. El comienzo no fue bueno y dio una clara muestra del presente que atraviesan ambos conjuntos, sin embargo, fue el visitante el que intentó mostrar algo diferente y tomó el protagonismo a los 11 minutos con un cabezazo de Leonardo Di Lorenzo que dio en el palo izquierdo. Diez minutos más tarde, Figueroa con un pique en diagonal capturó el balón, previa habilitación del exSan Lorenzo, y con un poco de fortuna se sacó de encima al portero Germán Montoya y definió con un remate suave al palo derecho el 1-0. El equipo "Gasolero" tuvo el control de la pelota y contó con varias ocasiones para ampliar el tanteador ante un rival que apenas logró inquietar con un tiro de Facundo Parra que pego en el defensor Ignacio Bogino. El segundo tiempo empezó con una fiel copia del primero, la visita continuó con su claro dominio y a los 7 minutos estiró la diferencia: tras dos cabezazos y una serie de rebotes, previo tiro libre, Sapetti capturó el balón y con una media vuelta de zurda, dejó sin chances Montoya. La "Crema" ya perdida en el juego y en el resultado, logró inquietar por medio del siempre "luchador" Parra, quien le ganó la espalda de Bogino y ante la rápida salida de Federico Crivelli, punteó el balón, el cual se fue apenas desviado. El equipo "Celeste" controló el juego para poder quedarse con la victoria mientras que Atlético de Rafaela fue un pobre equipo que careció de ideas y junto a su entrenador, Jorge Burruchaga, fue despedido con silbidos y una catarata de insultos.

Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia