Atlético Tucumán ratificó esta noche su gran momento futbolístico al derrotar en forma contundente por 3 a 0 a Atlético de Rafaela, que sufrió la cuarta derrota consecutiva y dejó otra vez una pálida imagen, en un partido que se jugó por la quinta fecha de la zona 2 del torneo de Transición de Primera División.
Nicolás Romat, que envió un centro pero la pelota se metió en el arco; Luis Rodríguez, autor de su primer gol en el torneo que le permite llegar a los 98 con la camiseta de Atlético Tucumán, y Cristian Menéndez, que se ganó la titularidad a partir de sus conquistas, marcaron los tantos del conjunto tucumano que sigue dando pelea en la parte alta de la tabla de posiciones.
Según los cálculos de Juan Manuel Azconzábal y sus jugadores, si suman 20 puntos en el torneo de 16 fechas podrán olvidarse del descenso y asegurar su permanencia en la máxima categoría, algo que no logró hasta el momento ningún equipo tucumano.
Ese objetivo, sorpresivamente, ya está al alcance de las manos porque Atlético Tucumán suma 12 puntos en cinco partidos.
El estado anímico de ambos equipos se reflejó desde el comienzo en el campo de juego, donde el local se mostró superior a partir de la confianza para tener la pelota y buscar sin desesperarse el arco defendido por Germán Montoya.
El gol de Romat fue el golpe de nocaut que puso de rodilla a los dirigidos por Jorge Burruchaga, que llegaron a Tucumán luego de perder tres partidos consecutivos y con una formación que tuvo cinco cambios, dos obligados y tres por cuestiones tácticas lo que refleja que el rendimiento hasta aquí no era el que quería el entrenador.
Así como a los tucumanos todo le sale bien, a la "crema" le sucede todo lo contrario y eso quedó demostrado en el primer gol del encuentro porque el lateral derecho del dueño de casa se perfiló para enviar el centro pero la pelota se cerró, sorprendió a Montoya y se metió en el primer palo pese al esfuerzo del arquero visitante.
Romat reconoció al finalizar el partido que su intención fue buscar la cabeza de un compañero pero la pelota terminó en el arco rival y esa fortuita jugada comenzó de marcar el destino del partido y a darle continuidad a una racha positiva que ni el más fanático se hubiese imaginado antes de comenzar la temporada.
Así, como el juego colectivo es lo que destaca a los dirigidos por Juan Manuel Azconzábal, el peso de las individualidades suele terminar de inclinar la balanza en partidos como este y éso sucedió con las intervenciones de Cristian Lucchetti, quien se lució con una atajada que impidió el empate de Rafaela, y de "Pulguita" Rodríguez, quien mostró su oficia de goleador para desviar de cabeza una pelota que se iba junto al palo y anotó el segundo antes del descanso.
Si alguien se atrevió a pensar en una reacción del visitante en la parte final se equivocó feo porque el local siguió con el manejo del juego sin esforzarse demasiado, marcó el tercero tras una precisa maniobra ofensiva que definió Menéndez con el arco a su disposición y hasta pudo haber ampliado la diferencia si se lo proponia.
Atlético Tucumán estiró de esta forma a 26 partidos oficiales invictos en su estadio (21 victorias y cinco empates) y dejó a Rafaela hundido en una mar de dudas y con un futuro lleno de interrogantes.


Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia