Atlético Tucumán dejó atrás las frustraciones vividas en los últimos años al consagrarse esta noche campeón de la Primera B Nacional y asegurar en forma anticipada el ascenso a Primera División, gracias a la excepcional campaña de un equipo que contó con individuales que aportaron su capacidad y la experiencia acumulada en temporadas anteriores, cuando militaron en clubes de la máxima categoría.
En la última fecha, Atlético Tucumán goleó en su estadio a Los Andes por 5 a 0 con los goles de Emanuel Molina, en dos ocasiones (28 y 43m PT), Luis Rodríguez, de tiro penal (2m. PT), Federico Markunas, en contra de su arco (6m. ST) y Cristian Menéndez (35m ST).
Cristian Lucchetti, Bruno Bianchi, Leandro González, Luis Rodríguez y Cristian Menéndez conformaron la columna vertebral del campeón, que tuvo un comienzo irregular hasta que pudo consolidar su juego y mostró su mejor cara en la recta final de la competencia, que lideró con autoridad en las últimas ocho fechas.
También fueron fundamentales los aportes del tucumano Guillermo Acosta, el colombiano Miguel Julio Rosette, el uruguayo Pablo Cáceres, Julio Romat, Franco Sbuttoni y Franco Quiroga, quienes fueron titulares en el tramo decisivo de la competencia.
La dirección técnica del campeón estuvo a cargo de Julio Azconzábal, quien integró el equipo que ascendió en 2009 como futbolista y ahora repitió ese logro pero desde la función de entrenador, para meterse en la historia del club.
Atlético deja atrás la frustración que significó descender a la B Nacional en 2010, apenas un año después de haber llegado a Primera, y logró sepultar la amarga experiencia vivida el año pasado, cuando dejó escapar de las manos la posibilidad de volver al fútbol grande tras sufrir un bajón en las últimas fechas que lo llevaron a jugar un desempate con Huracán, equipo que lo venció por 3 a 1 en Mendoza.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia