Con la participación de más de 500 beisbolistas en canchas de la ciudad, ayer terminaron los cuatro torneos nacionales de la disciplina con Atléticos y Popeye festejando sus campeonatos.
En la zona norte se jugó la copa Guillermo "Willy" Wilde U-18, en la que el brillante ganador fue el dueño de casa que además terminó invicto, tras derrotar a Júpiter de Buenos Aires por 6 a 0.
Antes, en las semifinales, Atléticos había vencido a Cachorros por 6 a 3, mientras que los bonaerenses derrotaron a la dupla FoxPop 12 a 11. Por eso, el podio lo completó el tricolor de la zona sur.
Cabe recordar que esta competencia no solo se disputó en el flamante estadio de Atléticos, sino que además tuvo lugar en el predio que posee Fox, en el barrio Parque Belgrano.

Dueños del Galo

En Los Cachorros se disputó el tercer nacional Galo Barroso en el que Popeye le quitó el trofeo a los locales en una final para el infarto que culminó 12 a 11 para los espinacas.
Antes, a primera hora y finalizando la primera etapa del torneo, Cachorros había perdido 9 a 6 con Vélez Sarsfield, pero se recuperó ante Júpiter al vencerlo por 11 a 3.
Popeye, por su parte, le ganó a Vélez 15 a 1 antes de vencer a los tricolores. También se disputaron Dolphins 5 - Fox 9, Cuervos 10 - Escuelas 9 y Vélez 12 - Júpiter 17.
En el enfrentamiento del clásico salteño por el título, los equipos jugaron en un gran nivel y con pocos errores. El partido fue tan parejo que poco antes del final empataban en 9 carreras, pero los espinacas lograron sacar la diferencia y dieron la vuelta.
En ese mismo club, las chicas de Júpiter jugaron una serie de amistoso con las locales.

Sin campeón, con festejos

En el norte, el sur y también en el centro, en todos lados se respiró béisbol. Además de los torneos de U-18 y prejuniors, se disputaron encuentros entre los más chiquitos de infantiles y batintines.
En estas últimas dos categorías no se jugó con el formato de los más grandes porque no hubo campeones, pero sí muchos festejos.
Durante la jornada de ayer, entre otros partidos, Atléticos le ganó a Fox, Nichia hizo lo propio con Bravos, Cachorros venció a Escuelas Cordobesas, Popeye A triunfó ante su par espinaca B y Fox derrotó a Cuervos.
Después de la entrega de trofeos a cada club participante, era tanta la emoción y ganas de jugar que Bravos realizó un partido amistoso frente a los bonaerenses de Vélez.
Tras la finalización de los mismos, los dirigentes de cada club organizador agradecieron el esfuerzo de todos los que formaron las competencias, especialmente de los jugadores y técnicos que viajaron hacia esta capital.
"El balance no solo en Popeye, sino en todas las canchas fue altamente positivo para el béisbol salteño y estamos muy contentos porque todo salió muy bien", dijo a El Tribuno Gustavo Gómez, uno de los referentes del club espinaca.
"Lo más importante es que los chicos terminaron contentos y sus padres también", finalizó.
Las cuatro competencias en simultáneo fue algo inédito para el béisbol nacional hasta esta semana, pero ahora pretenden repetirla durante los próximos años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia