Después de cada tormenta sale el sol, pero parece que esta vez los nubarrones oscurecen más el panorama. Es que tras la escandalosa descalificación de Boca Juniors de la Copa Libertadores de América, comenzó el fuego cruzado que no solo involucra al club de la ribera, sino además a la Secretaría de Seguridad de la Nación, a la Conmebol y la FIFA recalentó aún más el ambiente.
Lo cierto es que entre amenazas de intervención a la AFA lanzadas por Sergio Berni y la advertencia del titular de la entidad del fútbol argentino, Luis Segura de que "habrá consecuencias deportivas si se toma una decisión tan extrema como esta", la FIFA también amenazó con quitarte una plaza a Sudamérica para el próximo Mundial de Rusia 2018.
Para la entidad que encabeza el suizo Joseph Blatter y que se postula de nuevo, con grandes posibilidades de ser reelegido, la Conmebol desoyó el pedido de una ejemplar sanción propuesta por la FIFA por los incidentes en la Bombonera.
Claro que la entidad sudamericana tomó su propia determinación, que, a pesar de las críticas de los dirigentes xeneizes, fue calificada como "leve" por los dirigentes de la entidad madre del balompié mundial.

Calentitos los panchos
"Señores, no hay problemas, yo me hago cargo. Denme la posibilidad del derecho de admisión, la tecnología del AFA Plus y no tengan ninguna duda de que esto se soluciona. Yo se lo digo todos los días a los dirigentes. Intervengamos la AFA seis meses", había disparado anteanoche Berni.
Pero cayó como una bomba, y aunque tenga razón en la idea de erradicar la violencia enquistada y hasta apañada por algunos dirigentes de primera línea, el sucesor de Julio Grondona, con mucho menos peso político que el exmandamás de las AFA, salió con los tapones de punta.
"Habrá consecuencias deportivas si se interviene la entidad que rige el fútbol argentino, como propuso el secretario de Seguridad", advirtió Segura.
"A Berni no lo conozco personalmente. Tenemos que sentarnos a hablar", insistió.
Pero también intentó despegar a la dirigencia del conflicto al asegurar que "los únicos responsables no son los dirigentes del fútbol. No podemos simplificar todo diciendo que la culpa es de los demás, la responsabilidad no la debemos transferir. Desde AFA nos manejamos con absoluto respeto. La de Berni es una opinión más".
En definitiva, la AFA, como todas las federaciones afiliadas a la FIFA, tienen la vacuna que intenta inmunizar de la intromisión de los gobiernos y es la automática desafiliación de la federación. Si un gobierno interviene la AFA de hecho, el fútbol argentino corre el riesgo de ser desafiliado y por ende el seleccionado argentino no podrá participar de competencias oficiales como la Copa América, las eliminatorias o el Mundial.
.
Duplicarían la sanción
El Comité de Seguridad del Fútbol, que depende del Ministerio de Seguridad, decidirá mañana la sanción que le cabe a la Bombonera luego de los incidentes producidos en la revancha del superclásico por la Copa Libertadores. En un hecho sin precedentes, Seguridad podría aplicar una doble sanción a Boca, que ya recibió el fallo de la Conmebol, que no le permitirá jugar con sus hinchas durante ocho partidos en la próxima competición continental.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia