Mariano Galarza, segunda línea de Los Pumas, fue encontrado hoy culpable de violar las normas de conducta en el partido contra Nueva Zelanda y se perderá el resto del Mundial ya que fue sancionado con 9 semanas de suspensión.
Galarza fue citado a declarar de oficio por el Tribunal Independiente de la World Rugby, que encabeza el irlandés Murray Whyte, por una acción de juego ilícito contraria a la regla 10,4, en el encuentro que Los Pumas perdieron el domingo pasado ante Nueva Zelanda por 26 a 16, en el Wembley Stadium.

Embed

El forward platense fue atendido por el Tribunal, hoy a cargo del oficial inglés Christopher Quinlan, y negó la intencionalidad de afectar la visual del jugador Brodie Retallick, pero tras revisar la jugada con distintos planos de cámaras y recibir nueva evidencia de parte del jugador de los All Blacks y sus representantes fue declarado culpable.
En principio la sanción era de 12 semanas pero teniendo en cuenta la excelente conducta del argentino durante su carrera la pena se redujo a 9 semanas. Así, Los Pumas quedan con un plantel conformado por 30 jugadores, ya que no existe opción de reemplazo por inconducta.
Galarza reemplazó en el primer tiempo a Guido Petti, autor del único try de Los Pumas en la ajustada derrota por 26 a 16 frente a los All Blacks, defensores del título, en el partido debut de la zona C del Mundial de Inglaterra 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia