Hacía mucho que el estadio Padre Martearena de nuestra ciudad no lucía tan repleto y colorido. Ni aun en los clásicos por el Federal A, cuando un equipo salteño lucha en instancias decisivas por un ascenso, el marco era comparable. ¿Idiosincrasia? ¿Sentido de pertenencia? ¿Pasión? ¿La motivación implícita por competir en Primera División como factor influyente? Quizás sea un poco de todos estos elementos. Pero lo cierto es que Atlético de Tucumán convocó en Salta ayer a más de 13 mil personas en las tribunas del escenario mundialista de nuestra capital. Los hinchas del decano invadieron desde temprano la provincia para ver a su equipo actuar, actualmente disfrutando de las mieles de la elite del fútbol argentino y realizando la pretemporada en La Linda. Y el éxodo tucumano en tiempos de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia de la Patria, donde paradójicamente fue el Jardín de la República el epicentro de la gesta hace 200 años atrás, se trasladó esta vez a Salta para mostrarnos la pasión de un grande del interior y para colorear de celeste y blanco las tribunas del Martearena.
Pero fue Defensores de Belgrano, equipo que milita en la Primera B Metropolitana, el que se vistió de verdugo y se robó el protagonismo en Salta al ganarle a Atlético por 1 a 0 y enmudecer a las más de 13 mil almas tucumanas.
Franco Sbuttoni, en contra de su propia valla, a los 36 minutos de la primera etapa, le dio la victoria al dragón porteño que ahora se llevó los más de 450 mil pesos de premio por sortear la fase y se cruzará en 16avos de final con Arsenal.
Atlético Tucumán tenía todo a su favor: se adueñó de la pelota desde el primer minuto, inclinó la cancha hacia el arco de Albano Aconetani y parecía que el gol no iba a tardar en llegar. Pero el gol nunca llegó. Sbuttoni se equivocó en su área chica y con la ventaja, Defensores de Belgrano fue fortaleciendo su estructura defensiva, al mismo tiempo que crecía la desesperación del conjunto tucumano. El segundo tiempo se jugó en el campo del dragón, pero Aconetani no tuvo demasiado trabajo porque sus defensores construyeron una muralla donde chocaron los intentos de Atlético, que por tercer año consecutivo se despidió de la Copa Argentina en primera ronda. La impotencia y el nerviosismo fueron el capital negativo de un decano que estaba obligado a superar esta llave por su presente y por encontrarse dos escalones por arriba de su rival de turno.
Mientras miles de tucumanos se retiraron del Martearena en silencio, apenas un centenar de simpatizantes de Defensores de Belgrano celebraron el triunfo con sus jugadores.

Salta ahora espera a los grandes
La cargada agenda invernal de Copa Argentina con el estadio Martearena de nuestra ciudad como escenario continuará el próximo sábado, a las 17, con la presentación de Estudiantes de La Plata frente a Club Atlético Atlas, equipo que milita en la Primera D del ascenso bonaerense. Mientras que el próximo 25 de julio será el turno de San Lorenzo de Almagro. El último finalista del fútbol argentino se medirá con Unión Sunchales ese día, a las 21. Ambos juegos, por los 32avos de final.
Pero el plato fuerte estará a fin de mes con la presentación de River Plate (si es que elimina por los 32avos a Rivadavia de Venado Tuerto), enfrentando a Estudiantes de San Luis por los 16avos, el 30. Posteriormente, el 2 de agosto, Racing medirá fuerzas con Olimpo de Bahía Blanca.

la síntesis

ATL. TUCUMÁN 0 DEF. BELGRANO 1

C. Lucchetti A. Anconetani
N. Romat A. Manzanares
B. Bianchi L. Goux
F. Sbuttoni M. Iglesias
P. Cáceres A. Giménez
G. Acosta F. Enrique
N. Leyes J.M. Sosa
L. Villalba A. Palacios
L. González E. Aguirre
L. Rodríguez L. Buono
C. Menéndez A. Soriano

DT: J. Azconzábal DT: R. Della Picca

Gol: PT: 36’ Franco Sbuttoni -en contra- (DB).

Cambios: ST: Inicio; José Méndez por Acosta (AT), 21’ Fernando Zampedri por Cáceres (AT), 37’ Leandro Baima por Soriano (D), 39’ Juan José Govea por Leyes (AT), 44’ Víctor Gómez Varas por Aguirre (D).

Jornada: 32avos de final
Estadio: Padre Martearena
Árbitro: Andrés Merlos



¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia