El Camp Nou le sienta bien a Messi. Hace tres meses que no jugaba en el estadio del Barcelona, donde una vez más desplegó toda su magia y dirigió la orquesta.
No parecen quedar huellas del juicio ni de la dolorosa derrota en la final de la Copa América, ni de la posterior renuncia a la selección argentina.
  • Gran amague de Messi a Viviano y gol
Embed
  • Golazo de tiro libre de Messi a la Sampdoria
Embed
  • Asistencia de Messi de chilena para Luis Suárez
Embed

Al mejor jugador del mundo nada de eso parace importarle a la hora de jugar con los colores blaugranas.
Barcelona de la mano de Messi derrotó con un resultado un tanto engañoso por 3-2 a la Sampdoria por la Copa Joan Gamper, como previa de cara a la ida de la Supercopa española del domingo en Sevilla y para comprobar que con un Messi como en sus mejores momentos no se le puede escapar ningún título esta temporada.
Messi contribuyó con dos golazos, una asistencia de chilena a Luis Suárez, y destellos de magia para que su Barcelona se imponga a la Sampdoria, que descontó por intermedio de Muriel y Budimir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia