En el Camp Nou, por la Jornada 28 de la Liga de España, Barcelona se convirtió en "amo y señor" del Superclásico del Mundo y venció por 2 a 1 al Real Madrid gracias a los goles anotados por Jeremy Mathieu y Luis Suárez. Cristiano Ronaldo había sido el autor de la igualdad transitoria para el conjunto de la capital, que se retiró con las manos vacías y la sensación de dejar escapar la Liga.

Fue un encuentro disputado, peleado y vibrante, tal vez sin tanto brillo como en ediciones anteriores. Tanto "Culés" como "Merengues" fueron conscientes de todo lo que se jugaban en Cataluña y debieron calzarse el overol en determinados pasajes para que la garra se imponga a la calidad. En un trámite de ida y vuelta, abierto hasta los suspiros decisivos, los locales se llevaron el premio grande debido a que capitalizaron de cara al arco todas aquellas situaciones que desperdiciaron los visitantes.

Los comandados por Luis Enrique comenzaron mejor aplomados en el campo de juego y, de hecho, a los 18' del primer tiempo abrieron el marcador. Lionel Messi, quien obviamente fue titular, acarició con la zurda un balón parado y colocó la pelota en la cabeza del marcador central francés, quien lo gritó con alma y vida para adelantar a los suyos. Pero aprovechando una jugada colectiva espectacular, que incluyó un taco monumental de Karim Benzema y un puntinazo certero del atacante luso (llegó a 31 en el campeonato y quedó a uno de la "Pulga"), los de Carlo Ancelotti nivelaron a los 30'.

Con las acciones nuevamente como al inicio, la "Casa Blanca" tomó el control del juego y estuvo más cerca de adelantarse en el resultado. Los mediocampistas "blaugranas" sufrieron para encontrar solidez y los desbarajustes de la última línea pusieron en jaque las aspiraciones locales. Un gol bien anulado a Gareth Bale, una tremenda atajada de Claudio Bravo al propio Cristiano Ronaldo y una serie de contragolpes fueron suficientes méritos de la visita como para revertir la historia.

Pero la jerarquía es la jerarquía y muchas veces incide en el desenlace de los cotejos. Dani Alves reventó el esférico desde su terreno con tanta buena suerte que halló la figura de Suárez, quien la bajó como los que saben a los 10' de la segunda parte, enfrentó a Iker Casillas y la acomodó contra un palo para desatar el delirio de las casi 100 mil personas que abarrotaron las tribunas del estadio catalán.

Messi, quien creció en el tramo final del juego, apiló varios rivales con una típica jugada individual y sacó un remate que se perdió muy cerca, mientras que Neymar y Jordi Alba tampoco pudieron aprovechar sus brillantes pases para sentenciar el duelo. Incluso el arquero visitante fue verdugo del '10' argentino faltando tres minutos, con un remate que se metía donde duermen las arañas ¿Y CR7? Fue mermando con su rendimiento y terminó discutiendo con Javier Mascherano, otro que fue de la partida.

Con este resultado, Barcelona alcanzó el cuarto triunfo consecutivo en el ámbito doméstico a pocas horas de la clasificación a los Cuartos de Final de la Champions League y se afirmó en la cima de la tabla de posiciones con 68 unidades, cuatro más que Real Madrid, que viene recorriendo un sendero inverso y pese a pasar a la ronda de los mejores ocho de Europa, debido a que cayó en dos de los últimos tres compromisos del campeonato.


  • Mirá el gol de Mathieu para el Barcelona
Embed

  • Mirá el empate de CR7 para el Real Madrid
Embed

  • Mirá el gol de Luis Suárez para poner arriba al Barça
Embed


Barcelona (2): Claudio Bravo; Daniel Alves, Gerard Pique, Javier Mascherano y Jeremy Mathieu; Andrés Iniesta, Iván Rakitic y Jordi Alba; Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar. DT: Luis Enrique.

Real Madrid (1): Iker Casillas; Dani Carvajal, Pepe, Sergio Ramos y Marcelo; Isco, Toni Kroos y Luka Modric; Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. DT: Carlo Ancelotti.

Goles: PT: 19' Jeremy Mathieu (B), 31' Cristiano Ronaldo (R). ST: 10' Luis Suárez (B)

Estadio: Camp Nou.
Árbitro: Antonio Mateu.


Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia