El Barcelona completó su penúltimo entrenamiento antes de la final del Mundial de Clubes, el domingo en Yokohama ante River Plate, con Neymar tocando el balón y sin Lionel Messi, que se quedó reposando en el hotel tras sufrir un cólico nefrítico el jueves.
A dos días de la final, la última información del club azulgrana es que Messi se quedó en el hotel mientras sus compañeros acudían a la penúltima sesión, este viernes en el Estadio Mitsuzawa. Más tarde algunos medios españoles publicaron que el argentino ha expulsado la piedra que le causó el cólico nefrítico. Si fuera cierto, ahora su disponibilidad dependería de la recuperación de los fuertes dolores sufridos en los dos últimos días.
Desde que el club azulgrana anunció el jueves que el argentino se perdía la semifinal (3-0 al Guangzhou Evergrande) por un cólico nefrítico, el Mundialito ha girado alrededor de su estado de salud. "Gran trabajo del equipo, ¡estamos en la final! Me duele mucho perderme cualquier partido, pero espero estar al 100% para poder ayudar en la final", fue el último mensaje de Messi, el jueves en su página de Facebook, tras ganar al Guangzhou.
"No sabemos si podremos contar con Messi ni Neymar, no lo saben ellos ni yo. Ya lo veremos", se limitó a decir el técnico Luis Enrique en la rueda de prensa posterior al partido. .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia