El árbitro inglés Wayne Barnes dirigirá la semifinal del Mundial de rugby entre Argentina y Australia, el domingo en Twickenham, ayudado como asistentes por el sudafricano Jaco Peyper y el irlandés George Clancy.
La otra semifinal, entre Nueva Zelanda y Sudáfrica, el sábado en el mismo escenario y a la misma hora, será arbitrada por el francés Jerome Garces, ayudado por su compatriota Romain Poite y el irlandés John Lacey.
Este es el tercer Mundial de Barnes, tras arbitrar en 2007 y 2011. En el primero dirigió el partido de cuartos de final entre Nueva Zelanda y Francia, en que los All Blacks fueron eliminados, siendo muy criticada su actuación por parte de los oceánicos. Cuatro años más tarde, dirigió el duelo por el tercer puesto entre Gales y Australia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia