Marcelo Barovero confesó hoy que "está todo encaminado para llegar a un final feliz" con respecto a la renovación de su contrato que vence en junio de 2016.
Más allá de la buena predisposición que mostró "Trapito", no aseguró su continuidad en la institución, en medio de versiones sobre un posible cansancio por las presiones de defender "el arco más grande del mundo" como dijo Ubaldo Matildo Fillol.
Barovero sostuvo que "falta un tiempo largo, pero hay que seguir conversando, ojalá que se dé lo mejor para todos", horas después que River conociera que Carlos Sánchez se irá después del Mundial de Clubes a Monterrey de México en condición de jugador libre.
Además, afirmó que "estos días de entrenamiento van a servir para recuperar la frescura que perdimos" de cara a la revancha frente a Huracán en el estadio Tomás Adolfo Ducó, el jueves 26, para definir uno de los finalistas de la Copa Sudamericana. "Ahora tenemos que pensar en esta semana de recuperación, porque se viene Huracán sino el Mundial de Clubes, que es algo muy importante para el club y para nosotros", cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia