El pasado domingo, en Chubut, se vivió otro acto lamentable en el fútbol argentino. Los jugadores e integrantes del cuerpo técnico de Círculo Deportivo de Otamendi pasaron un incómodo momentopor la inentendible y repudiable agresión verbal que recibieron antes de comenzar la final por el ascenso al Torneo Federal B, cuando fueron insultados y hasta salivados por integrantes de la barrabrava de Newbery de Comodoro Rivadavia.

"Acuérdense, hoy ustedes no se van", fue la amenaza que quedó inmortalizada en el video por parte de un violento con la camiseta del club chubutense. "Tenés el partido arreglado", aseveró el mismo malviviente hacia el árbitro del encuentro.

Dado este gravísimo hecho, desde la dirigencia del club denunciaron a través de la cuenta oficial de Facebook que "repudiamos todos los actos de violencia sufridos por jugadores y cuerpo técnico dentro de la cancha de Jorge Newbery en Comodoro Rivadavia, con hinchas que ingresaron previo al inicio del partido a amenazar a los jugadores, y luego arrojando piedras a nuestra parcialidad tras el gol del empate". ¿Hinchas?

"Además, rechazamos la actitud de Pablo Barrientos, jugador actualmente de San Lorenzo de Almagro, que maltrató a mujeres y niños cuando querían salir del estadio amenazando con que si ganábamos no iban a salir, que nos iban a matar", agregaron al respecto.

"Innecesario y mediocre. Esa no es la forma de ganar y menos teniendo en cuenta además el excelente trato que les dimos en Otamendi", denunciaron desde el club bonaerense.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia