Tal como se preveía, Lionel Messi quedará al margen del grupo de futbolistas que viajará a Mérida el domingo para enfrentar a Venezuela, por la octava jornada de las Eliminatorias Sudamericanas. Las molestias en el pubis, a las que hizo referencia después del duelo ante Uruguay, impidieron que la figura y capitán de la Selección esté nuevamente presente.
La baja fue confirmada por Edgardo Bauza, quien se retiró del predio de la AFA tras la última práctica y dialogó unos instantes con medios apostados en el lugar. "Se tiene que empezar a tratar, es un tema delicado, hay que cuidarlo", explicó el Patón, quien ahora deberá cambiar nombres y posiblemente esquema, contemplando que tampoco estará Paulo Dybala (fue expulsado).
Un avión privado perteneciente a Barcelona iba a trasladar a la Pulga desde Venezuela hasta España después del cruce ante la Vinotinto, pero ante este contratiempo, partirá mañana rumbo a territorio catalán directamente desde Argentina.
"El domingo antes de viajar vamos a resolver cuál es el equipo", anticipó el entrenador albiceleste, quien comenzó con el pie derecho su ciclo al frente del combinado nacional. El ex estratega de San Pablo ya había advertido que la idea era no arriesgarlo y finalmente, en una decisión tomada en conjunto con el cuerpo médico, se optó por prescindir de él.
Es Lucas Alario el que empieza a ganar crédito por un lugar en la ofensiva, aunque Bauza no descarta incluir dos mediocampistas y variar el dibujo por las bajas obligadas de Messi y Dybala.
Sobre la posibilidad de que se postergue el encuentro en Venezuela por las marchas opositoras al gobierno de turno, el DT detalló: "Estamos esperando a nivel de cancillería con respecto a las garantías". En cuestión de horas, se confirmaría la realización del mismo, aunque el plantel no aterrizaría en el aeropuerto que tenía pensado y se trasladaría vía terrestre unos 100 kilómetros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia