El entrenador de la Selección argentina, Edgardo Bauza, admitió ayer que la derrota frente a Brasil por 3 a 0 fue "durísima" porque no pensaban terminar con esa diferencia.
"Fue una derrota durísima porque no pensábamos terminar 3 a 0. Pensábamos que el partido iba a ser parejo, como se dio antes del primer gol. Después tuve que arriesgar y ellos se encontraron con espacios. El segundo tiempo nos costó muchísimo", expresó el Patón en la conferencia de prensa.
En ese sentido, Bauza remarcó que el equipo está con "las fuerzas intactas.
"Las fuerzas están intactas, estamos con fuerza y la clasificación depende de nosotros", afirmó el entrenador de la selección argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia