La Selección argentina de fútbol arribó hoy al país luego de perder por goleada frente a Brasil y el técnico Edgardo Bauza decidió suspender el entrenamiento previsto para este viernes a raíz de una demora en el vuelo de regreso, al tiempo que charló en el predio de Ezeiza con los capitanes Lionel Messi y Javier Mascherano.
La delegación llegó alrededor de las 7 al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en un charter que la trasladó desde Belo Horizonte. Si bien estaba previsto que los jugadores realizaran una práctica a las 10 en el predio "Julio Humberto Grondona", el entrenador decidió que el plantel quede liberado y volverá este sábado al trabajo. Esta decisión se tomó "por la demora sufrida en la salida de Brasil y la duración del vuelo, mayor a lo previsto", según informó la AFA a través de la red social Twitter.
La mayoría de los jugadores decidió entonces disfrutar del día libre y regresar con sus familias, salvo al menos tres futbolistas y parte del cuerpo técnico. En ese sentido, en Ezeiza, quedaron los capitanes Lionel Messi y Javier Mascherano, además del arquero Nahuel Guzmán, con Edgardo Bauza. Por eso es de suponer que los capitanes de la Selección argentina hayan charlado sobre algunas cuestiones con el entrenador, de cara al duelo con Colombia, que podría ser el límite para la gestión del Patón.
El entrenamiento del sábado estaba programado para las 15 y aún no se dio a conocer si se cambiará el horario de la práctica, a la vez que los futbolistas viajarían el próximo domingo a San Juan y no el lunes como estaba previsto. En la ciudad cuyana, la Selección argentina recibirá a su par de Colombia el próximo martes a partir de las 20.30 en el estadio San Juan del Bicentenario por la duodécima fecha de las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia