En lo que podría tranquilamente ser una especie de paso de mando presidencial, el entrenador saliente de San Lorenzo Edgardo Bauza se reunió ayer con su sucesor, Pablo Guede, para darle detalles sobre el plantel.
En un desayuno realizado en un restaurante de Puerto Madero, en el que también participó el mánager Bernardo Romeo, el Patón le hizo referencia al estado físico, futbolístico y demás aspectos del plantel de jugadores.
Bauza dirigió este viernes su último entrenamiento y a partir de la semana que viene San Lorenzo quedará al mando de su ayudante de campo, José Di Leo, hasta que asuma Guede, fecha que todavía es incierta porque depende de su participación con Palestino de Chile.
El Patón viajará hoy mismo a Ecuador junto a su familia para tomarse unas vacaciones después de un exitoso ciclo que incluyó la obtención de la Copa Libertadores de América en 2014.
Guede arriba a la institución con un estilo más ofensivo que su antecesor, más similar al que tuvo Juan Antonio Pizzi, y con la decisión de ponerle fin al ciclo de Mario Yepes, el histórico defensor colombiano, cuyo contrato acaba en diciembre.
De todos modos, el principal objetivo de Guede es conseguir algún título durante la próxima temporada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia