El piloto Néstor Girolami a bordo de un Peugeot 408 se consagró bicampeón del Súper TC 2000, tras adjudicarse este domingo la victoria en el autodrómo Rosendo Hernández de San Luis, en una polémica y emotiva carrera que será recordada por mucho tiempo. En tanto, en el segundo lugar se ubicó Leonel Pernía, con un Renault Fluence, mientras que la tercera posición fue para Agustín Canapino (Peugeot 408), cuarto quedó Matías Rossi con un Toyota Corolla y quinto José Manuel Urcera con un Fiat Línea.
La carrera fue intensa en el comienzo ya que Pernía superó a Girolami por afuera en la largada y le ganó la punta mientras que Canapino escaló una colocación y relegó a Urcera al cuarto lugar, a la vez que en la tercera vuelta Girolami fue en búsqueda de recuperar la cima. El Bebu fue a buscar la punta, pero en el intento de sobrepaso, le tocó la cola al auto de Pernía y lo mandó al pasto,
por lo cual previniendo una futura penalización, Girolami le dio lugar al Tanito quien continuó al frente del pelotón.
Al finalizar el séptimo giro, Pernía entró pasado en una curva y el cordobés aprovechó para tomar el liderato de la competencia mientras que en la mitad de la carrera todo se desarrolló normalmente. El nuevo líder de la competencia comenzó a tomar distancia y Pernía debió preocuparse por mirar los espejos, ya que Canapino amenazaba con capturar la segunda colocación y desde allí en más la carrera se estabilizó en las primeras posiciones.
La única preocupación en los equipos era el desgaste de los neumáticos, lo que podría haber modificado el rendimiento de los autos sobre el final. Por otro lado, Matías Rossi intentó sumar puntos y achicó distancias con Urcera mientras que sin muchos sobresaltos en
las vueltas restantes, Girolami consiguió la victoria y se consagró bicampeón de la categoría más tecnológica del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia