Parece un teléfono descompuesto y aunque se trata de la competencia de más renombre en el mundo, el Rally Dakar tiene muchas complicaciones. Ayer la organización y los jueces se encargaron de marear a todos porque hubo suspensión por altísimas temperaturas (50 grados) tras el segundo puesto de control, pero en motos tomaron los tiempos finales, aunque después se desdijeron.
Tras los idas y vueltas, el piloto salteño fue uno de los más perjudicados en principio porque Kevin terminó segundo en el famoso puesto de control donde muchos competidores decidieron no seguir y luego culminó noveno en la etapa final.
Su posición, según explicaron, sería el puesto final mientras que los pilotos que no llegaron iban a recibir una penalización. Sin embargo, hasta anoche nunca se supo una posición final e increíblemente Benavides larga segundo en la décima etapa, entre Fiambalá y La Rioja.
Recién llegado a la meta, sin el apoyo de su equipo (por tratarse de una etapa maratón), Benavides solo tuvo la compañía de su teléfono celular y desde su red social Instagram transmitió sus sensaciones: "Fue un día duro y de mucho calor en la arena. Termine segundo en la etapa y estoy cuarto en la general", dijo antes de enterarse la última decisión de la organización y la confusión que se generó la última noche en Belén.
Además sostuvo que "la navegación fue más difícil esta vez. Contento de haber terminado con mi moto en buenas condiciones al no tener asistencia por ser etapa maratón. Mañana (por hoy) nos esperan las dunas de Fiambalá con más navegación y menos margen de errores. A descansar que mañana va a ser duro", cerró.
Hoy partirá entre los primeros para cumplir un porcentaje más de lo que ya es la recta final de la competencia en la que debuta.

Price se aleja en la general


El corredor australiano Toby Price está dando lo mejor de sí y vio ayer el fruto de su trabajo tras quedarse con la etapa 9, en el tramo cronometrado de 178 km de los 285 km previstos originalmente, al computar un tiempo de 2h 24m 19s hasta el CP 2 donde se cortó la carrera.
Ante este panorama, el australiano ya le sacó 24 minutos de ventaja en la general a su escolta Svitko, que se ubicó tercero. Por otro lado, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) quedó cuarto y sigue en el tercer lugar de la general a 32 minutos de distancia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia