Kevin Benavides se mantiene firme y salvo en dos etapas, estuvo siempre entre los 10 primeros, pero al haber ganado la fase 3 y otros tantos buenos resultados lo obligaron a autoexigirse. Ayer culminó en sexto lugar en el tramo que conectó La Rioja con San Juan, pero no ocultó su calentura porque venía liderando hasta que se perdió y Antoine Meo aprovechó para llevarse el antepenúltimo día de la competencia más difícil del mundo. De todo eso habló con El Tribuno y también, claro, de las bendiciones y la sorpresa que llegó desde Roma, cuando el papa Francisco recibió su carta y se puso al tanto de las noticias del deportista salteño.
"¿Viste la foto?", preguntó con emoción el representante de la provincia cuando este matutino le consultó sobre el Sumo Pontífice y luego dijo: "La verdad, estoy muy emocionado con la foto y las bendiciones del Papa".
Sobre la actualidad de la carrera en la que debuta aseguró que "la etapa de hoy (por ayer) estuvo difícil la navegación desde un principio". Y contó que "nos perdimos un par de veces hasta que encontramos los caminos. Al final agarré mal un camino, me perdí 5 kilómetros y descuidé tiempo, justo cuando venía bien".
El salteño se resignó y a la vez estuvo muy autocrítico: "Qué voy a hacer, esto es el Dakar, de los errores hay que aprender, hay que asimilarlos y seguir adelante que son dos días más. Todavía pueden pasar muchas cosas y hay que seguir".
Ayer, en la etapa que pese a las complicaciones lo dejó quinto en la general, también se tomó un tiempo para hablar del abandono de Paulo Gonçalves, el actual subcampeón y compañero de Honda: "Es una pena que Paulo y Joan (Barreda) no estén. El equipo HRC trabaja para ganar, pero se fueron por diferentes factores que los ha dejado afuera y yo por mi lado, seguir lo más concentrado posible para terminar".
Hoy se corre la etapa más larga con 481 kilómetros de especial y otros 450 km de enlace y por eso Kevin sabe que "hay que tratar de hacer todo bien. Habrá muchas montañas en las sierras de Córdoba para tratar de recuperar tiempo".
El salteño fue uno de los que finalizó antes de que la carrera de ayer se corte en el Puesto de Control 4. Lo mismo le pasó de Belén a Fiambalá y se vio perjudicado: "Sé que cortaron el tiempo y quedaron las posiciones finales de los que terminamos. Sin embargo sé que en los dos casos, si le hubiesen cortado a todos en el mismo puesto, a mí me hubiese beneficiado pero son cosas que pasan", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia