Al menos considerado el mejor piloto español de la historia y uno de los más importantes a nivel mundial en los últimos tiempos, Marc Coma meses atrás sorprendió a propios y extraños al bajarse de las motos para la decimoctava edición del rally Dakar, aunque ahora afronta otro importante desafío dentro de la competencia: el puesto de director deportivo.
Ganador en las ediciones 2006, 2009, 2011, 2014 y 2015, el español de 39 años tiene espalda y trayectoria para opinar de todo, y no se guardó nada al dialogar con Alentandooo. Habló, entre otras cosas, de nuestro representante Kevin Benavides, a quien insertó entre los destacados de "una nueva generación de pilotos", y le dio el consejo de "ir de a poco", por llegar del mundo del enduro.

¿Qué expectativas tenés para esta nueva edición del rally Dakar, ahora que estás en la organización y no arriba de las motos?
Las expectativas son muy buenas; que tengamos una carrera sin accidentes, que salga todo perfectamente, que a nivel deportivo sea una competencia interesante y yo creo que así será, porque ha llegado una nueva generación de pilotos nos hace pensar que va a ser competitiva.

Tuvieron que adaptarse rápidamente debido a la baja de Chile y Perú, ¿cómo lo tomaste?
No ha sido un año fácil. Siempre nos movemos en una situación difícil. De todos estos años, sin experiencia en Sudamérica, hubiese sido imposible construir este Dakar en tan poco tiempo y en un nivel más alto del que estaba diseñado en un principio. Por ese motivo, estoy muy contento por el trabajo que se hizo. Tiene los ingredientes necesarios para que sea una gran carrera.

¿Te afectó que se bajen esos dos países?
Estamos en un contexto difícil por las condiciones climáticas que se viven, pero estamos preparados para afrontar los momentos complicados, como ocurrió en las cancelaciones de las etapas chilena y peruana. En cuanto al recorrido, tenemos un buen equipo alrededor que hizo un gran trabajo previamente.

¿El circuito norte será de los más difíciles de esta edición?
El diseño en general está hecho para que la dificultad vaya en aumento a medida que van pasando los días. Después hay cosas que lógicamente no podemos controlar, como si es que hace 40 o 45 grados. Las disputas van a ser durísimas, de todas maneras a medida que avance la competencia, siempre habrá una dificultad que se va a ir sumando y los pilotos tendrán que superarlas. Lo que intentamos es llegar a una carrera abierta y que el equipo ganador, o el piloto, sea completo de todo.

Antes hablaste de la nueva generación, ¿qué sabés de Kevin Benavides, el piloto argentino, y qué recomendaciones le harías a un debutante en motos?
Kevin forma parte de esa generación de pilotos que llegan a esta edición con gran palmarés en el mundo del enduro. Mi consejo para él es que al ser una carrera de 15 días, una carrera larga, sea paciente. Los pilotos de enduro llegan con grandes experiencias allí, pero el Dakar es completamente diferente, distinto, donde dos semanas de carrera y 10 mil kilómetros son cifras que nunca han tenido hasta sus llegadas a esta competencia y que van a tener que afrontar. Le pediría a Kevin un poco de paciencia y, sobre todo, calma en los primeros días, para ir entendiendo el funcionamiento de esta competencia.

El ganador en la clase motos va a variar después de los dos últimos años ganados por vos, ¿quién es el favorito?
Cada equipo tiene al menos un piloto preparado para ganar. Como dije, hay pilotos de una nueva generación que también están capacitados y va a ser muy emocionante. No me atrevo a decir quién es el favorito.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia