Una de las incorporaciones que consiguió Boca Juniors es la de Darío Benedetto, que llegó al club de la ribera procedente de América de México y se inició en Arsenal. El atacante en las prácticas que ordeno el DT Guillermo Barros Schelotto acompañó a Carlos Tevez en la ofensiva y es muy factible que ambos formen parte de los titulares frente a los paraguayos esta noche, en el estadio Padre Martearena.
Benedetto se movió por todo el frente de ataque, acompañando a Carlitos Tevez de centrodelantero y cambiando ubicaciones con Cristian Pavón durante las prácticas, por lo que Guillermo Barros Schelotto busca empezar a darle confianza al jugador en el amistoso de esta noche contra Olimpia.
El DT observa como una buena alternativa probar a Benedetto en este tipo de confrontaciones. Claro que el delantero, al ser consultado por la prensa sobre lo que le dijo el técnico, respondió: "El DT me preguntó si podía jugar por afuera y le dije que no tengo problema. Me gusta ser nueve, pero también estoy acostumbrado a ser extremo, como lo hacía en Tijuana ".
"Me siento muy feliz de jugar al lado de Carlitos (Tevez), pero me siento más feliz todavía de estar en este club, es lo que siempre quise", agregó luego.
En cuanto a los trabajos iniciales con el plantel boquense, Benedetto lo explicó en estos términos: "Recién esta semana empezamos a hacer trabajos con pelota, ya nos iremos conociendo a medida que pasen las prácticas".
El plantel xeneize ya vive a pleno la semifinal con Independiente del Valle por la Copa Libertadores, aunque luego deberá cumplir el compromiso por la Copa Argentina frente a Güemes de Santiago del Estero. Y estos compromisos son suficiente para que el DT Guillermo Barros Scheletto le preste toda la atención necesaria a los jugadores en cuanto a la actividad que diariamente cumplen. El técnico se mostró muy contrariado a tal punto que en una de las charlas con el periodismo dejó entrever lo siguiente: "Si uno compara la historia de cada uno en la Copa, hay mucha diferencia. Pero hoy estamos los dos con las mismas posibilidades. Consideramos a Independiente del Valle un rival tan fuerte como nosotros".
El mensaje que baja de Barros Schelotto es claro. Nadie puede relajarse, nadie se puede sentir finalista antes de tiempo. Y habla como trabaja diariamente. Es que desde que llegó su intención es implantarle al plantel la idea de que en Boca se entrena siempre como la última vez. Tanto en un "loco" como en una práctica formal de fútbol. Su hermano y él quieren que sus jugadores lo vivan así y por eso están en todos los detalles, impulsándolos a que den más en cada paso.
Es cierto, para el duelo en la altura de Quito quedan aún dos semanas, pero el DT quiere a todo su grupo bien motivados a partir de ahorra, para estos dos partidos previos, para no perder la confianza antes del encuentro decisivo.
Y para despertar a su jugadores, nada mejor que ir de frente, con palabras claras porque considera que es el momento adecuado de corregir todos los desaciertos y desatenciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia