El bonaerense Carlos Berlocq aseguró esta tarde que la serie frente a Brasil por la primera rueda del Grupo Mundial de Copa Davis no es "un clásico" en este deporte, pese a la rivalidad que el fútbol multiplicó a otras latitudes. "No lo tomo como un clásico, con los chicos de Brasil nos conocemos mucho, somos buenos amigos en el circuito. Creo que esa rivalidad existe en otro deporte. Lo que más tomo para esta serie es la presión o el desafío de poder ganar esta primera ronda, creo que tanto yo como todos los jugadores tenemos la ilusión de seguir avanzando este año, con la expectativa de llegar muy lejos, pensar sólo en nosotros y no tanto en el rival", se ilusionó el oriundo de Chascomús, que será el encargado de abrir la serie este viernes a las 11:00 en Tecnópolis frente a Joao Souza (75 del mundo). En ese sentido, el capitán albiceleste Daniel Orsanic justificó la inclusión de Berlocq como segundo singlista por su "experiencia", cuando se especulaba con su resguardo para el duelo de dobles del sábado. "Me incliné por Charly por la experiencia, es importante lo que ya vivió en Buenos Aires y ante la gente, fue por un tema de experiencia. Encuentro a todos los chicos con muy buen nivel, muy buena energía, se prepararon todos muy bien para esta serie", remarcó el debutante Orsanic, durante la conferencia de prensa oficial en la Nave de la Ciencia de Tecnópolis. Por su parte, Mayer, 29 del mundo y principal raqueta de la Argentina para este match, destacó la mejoría que presentó el court montado especialmente para este encuentro en Tecnópolis. "La cancha va mejorando un montón, jugamos este jueves por la mañana y había mejorado muchísimo. Realmente me daba lo mismo jugar primero o segundo partido, porque uno va a salir y tratará de poner todo en la cancha", explicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia