El empate en el estadio Martearena dejó un sinsabor para ambos equipos más allá de las distintas emociones que se vivieron anoche.
En el vestuario de Gimnasia y Tiro, José María Bianco quedó caliente con el arbitraje de Federico Guaymás Tornero.
"A Guaymás Tornero le quedó grande el clásico. Se vio claro el codazo de Cárdenas a Giménez y hubo varias jugadas que dudó para sacar amarillas, sobre todo a Balvorín cuando fingió un penal. Me parece que Tornero tuvo un mal partido", disparó el Chaucha Bianco.
Con respecto al encuentro, el DT de Gimnasia analizó: "En la primera mitad le cedimos la iniciativa a Juventud, nos dedicamos a defender cuando no era la idea. En el segundo tiempo salimos a romper más arriba".
Más allá del poco juego que hizo Gimnasia en el complemento, antes de la expulsión de Héctor López en el santo, Bianco remarcó: "Yo aposté a ganador, puse a Ceratto para tener más gente en ataque. Juventud hizo los méritos en el primer tiempo para empatar pero me parece que en situaciones, nosotros tuvimos más".
Bianco vivió un partido aparte anoche en el Martearena, se lo vio metido en el juego y por momentos estuvo al límite de la expulsión por sus reclamos.
"No me gusta perder a nada y menos un clásico que es importante tanto para nosotros como para la gente de Gimnasia. Hace meses que vivo así los partido. Todo , también distraer al rival".
Por último, el técnico del albo comparó el clásico de anoche con el primero de la temporada y manifestó que ambos partidos se asemejaron.
"En el partido anterior tuvimos más situaciones y perdimos injustamente, esta vez fue prácticamente lo mismo generemos más nosotros pero esta vez no hubo ganadores. Esto es claro y simple, acá gana el que hace los goles".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia