“Debe quedarse, por su capacidad y, sobre todo, porque con un equipo modesto pudo sacarle agua a las piedras y se llegó bastante lejos”. Por la Vicente López y sus alrededores se escuchó decir esto con frecuencia en beneficio de José María Bianco; sobre todo de boca de los hinchas de Gimnasia y Tiro, quienes mostraron su beneplácito con la continuidad del Chaucha como entrenador del albo para la temporada 2016 que se viene, la cual, no solo llegará con las especulaciones y los impactos lógicos de toda coyuntura de receso y bisagra institucional a nivel país y que tendrá a varios equipos ajustando sus finanzas para evitar las “locuras”; sino que además Gimnasia también vivirá un antes y un después con sus elecciones presidenciales del 29 de diciembre.
El albo no será la excepción en tiempos de apuestas precavidas y de cara a un torneo corto, atípico y mucho más dificultoso, teniendo en cuenta que solo una plaza de ascenso estará en juego en un cuatrimestre.
Bianco, que cosechó una efectividad superior al 50 por ciento en el albo durante su incursión “de emergencia” en la temporada 2015, subiendo la vara del rendimiento y del componente actitudinal, tendrá el enorme desafío de armar un equipo competitivo, tal como él manifestó pretender, con un presupuesto 30 por ciento inferior al del año que se termina, pero con la misma exigencia externa, la que viene demandando el hincha de Gimnasia desde hace tiempo y que tiene que ver con el tan esquivo salto de categoría.
Tanto el estratega rosarino como la dirigencia de turno (con Marcelo Mentesana o Raúl López a la cabeza) deberán consensuar y agudizar los sentidos para armar el mejor equipo posible que se adapte al recorte. El Chaucha ya le dejó a la dirigencia una lista con los jugadores por los que deberán hacer un esfuerzo para cumplir con ese primer cometido (al menos dos incorporaciones por línea), cuyos nombres no tardarán en filtrarse. Además, pidió por la continuidad de 7 u 8 jugadores de la columna vertebral del anterior plantel, aunque para algunos casos, como el del arquero José Sand, que subió su cotización con sus rendimientos, el esfuerzo debe ser mayor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia