El DT José María Bianco y los goleadores de la auspiciosa noche tucumana para Gimnasia y Tiro, Nicolás Aguirre y Alexis Bulgarelli, coincidieron en el mal estado del campo de juego y en cómo las metodologías para plantear el partido ante tales condiciones surtieron efecto para que el albo se lleve los tres puntos de Tucumán.
“El fútbol es así. Osurak pateó y lo sacó Sand, Aguirre metió un bombazo similar y la metió en el ángulo. En una cancha en malas condiciones no se podía dominar la pelota. Les pedí a mis jugadores que salieran a presionar. Zapla, el puntero, les ganó a todos, menos a nosotros que empatamos las dos veces con ellos. Los dos estamos ahí arriba por méritos propios. Era fundamental ganar para tener tranquilidad en la fecha libre del miércoles. Todos hicieron un esfuerzo muy grande. En efectividad y concentración estuvimos muy bien, la cancha era muy complicada, pero creo que podemos jugar mucho mejor todavía”, ponderó Bianco en diálogo con Salta Fútbol.
Aguirre, el ahora goleador del albo en el torneo, autor de una “joyita” en Ranchillos, expresó: “Estoy feliz por volver a convertir. Fue una jugada soñada la del gol, había que aprovechar la media distancia en una cancha en malas condiciones, donde tenés que aprovechar las segundas jugadas, el rechazo largo, achicar líneas. Lo hicimos a la perfección y encontramos los momentos justos para golpear. Ahora nos sale casi todo de lo que practicamos en la semana”, destacó.
Y Bulgarelli reafirmó: “De visitante tenemos más espacios para contragolpear, eso nos sienta bien y esta vez los aprovechamos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia