José María Bianco ponderó la importancia del empate del albo con un rival dificultoso. “Me voy satisfecho por el crecimiento del equipo. En el segundo tiempo, con el ingreso de Diego Bielkiewicz, estuvo un poco más acompañado Núñez, ellos ya no llegaban con tanta gente sino con algún contragolpe. Me voy contento por la actuación de todos los jugadores, yo conozco esta cancha y es un escenario muy difícil para venir a jugar. Llevarse un punto de aquí es altamente positivo”, expresó el Chaucha al final del partido, para luego referirse al físico de sus jugadores en relación a la revancha: “Vamos a ver cómo responden los muchachos, hoy hicieron un esfuerzo muy grande. Al final metimos cambios para cortar un poco el ritmo”.

Palabra de figura

Darío Sand fue clave otra vez con sus tapadas, como viene siendo una costumbre en el andar tambaleante del albo en el Torneo Federal A.
“Empatamos en una cancha difícil, donde ellos se hacen muy fuertes, es un rival complicado y estuvimos a la altura.
De visitante hay que tratar de que no nos conviertan y en las chances que tengamos tratar de meter alguna. Logramos solo lo primero y sacamos un buen resultado, pero en casa tenemos que ser inteligentes y terminar de hacer la otra parte, porque esto no terminó”, dijo.

El Gato no se fía

Pablo Motta hizo hincapié en lograr el objetivo por el camino más largo, pero advirtió que el peor pecado para el miércoles será confiarse. “Merecíamos ganar, tuvimos un par de mano a mano. Lo importante es que hicimos una buena actuación, somos un rival duro para cualquiera y lo hemos demostrado. Estamos soñando con lograr cosas importantes. Los apretamos bien arriba, sabíamos que los teníamos que apretar. El resultado fue bueno, pero no está nada definido. No debemos confiarnos con la ventaja deportiva”, dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia