La máquina celeste de Marcelo Bielsa tuvo su quinto traspié en el campeonato francés contra el Montpellier el viernes pasado. Derrota que le costó caro al Olympique de Marsella, dado que le hizo perder el liderazgo del torneo cediéndoselo al Lyon. Ante esto, el entrenador rosarino realizó ayer una autocrítica profunda en la que se hizo cargo de los errores.
"Me equivoqué en el planteamiento contra el Montpellier. Defendimos como siempre pero atacamos muy mal", reconoció Bielsa en conferencia de prensa.
Además el Loco afirmó: "Un equipo fuera de forma, mal posicionado o un ataque desorganizado no implica la responsabilidad de los futbolistas y sí del entrenador".
Olympique de Marsella buscará reencontrarse con el triunfo mañana frente el Guingamp.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia