El rosario Marcelo Bielsa regresó esta mañana al país luego de haber renunciado de manera sorpresiva al Olympique de Marsella y, a pesar que tiene una oferta de la Selección de México, su futuro es todo una incógnita.
Lo único concreto con respecto a la actualidad del "Loco" es que se irá al campo que tiene en Máximo Paz, a 80 kilómetros de Rosario, para tomarse un descanso. A pesar que negó rotundamente contactos con la Federación Mexicana de Fútbol, la agencia NA supo que Bielsa tuvo varias charlas con el vicepresidente deportivo del Grupo Pachuca, el argentino Andrés Fassi. Si bien México le solicitó que dé una respuesta el pasado domingo, la tormentosa salida de Francia demoró su contestación. El "Loco" recibió la propuesta el martes 28 de julio y, luego de afirman que le interesaba, se tomó varias semanas para analizar diversos videos de futbolistas mexicanos, lugares de entrenamientos y hasta sus asistentes hablaron con entrenadores argentinos que conocen el fútbol azteca. La principal traba es la relación con los medios debido a que por contrato dos cadenas de televisión tienen derecho a realizar entrevistas exclusivas con el seleccionador de México, aunque es sabido que Bielsa sólo habla en conferencia de prensa y esa condición no la negocia hace décadas.
Luego de caer frente al Caen en su debut en la Liga de Francia, el rosarino sorprendió al anunciar en conferencia de prensa que dejaba el cargo. Bielsa hizo público que dos dirigentes le quisieron cambiar las condiciones de su contrato para esta temporada y por ese motivo tomó la decisión de dar un paso al costado. Lejos de apaciguar la situación, el Olympique afirmó a través de un comunicado que hizo "todo lo posible" por asegurar la continuidad del entrenador pero aclaró que "la institución no puede, en ningún caso, ser prisionera de las exigencias de alguien que sitúa sus intereses personales muy por encima del club".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia