El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, adelantó ayer que habrá una "sanción ejemplificadora" para los que agredieron a jugadores de River Plate durante el superclásico copero y afirmó que será "respetuoso" con el fallo que dará hoy la Conmebol.
"Se hicieron las pericias en el estadio, tanto de la Justicia ordinaria como del Gobierno de la Ciudad y se clausuró el estadio. Me quedé hasta las tres y media de la mañana, hasta que se fueron todos. Estamos trabajando con los videos, con los socios de ese sector, para poder identificar y aplicar una sanción ejemplificadora", dijo durante la conferencia de prensa que brindó junto al DT Rodolfo Arruabarrena.
"Que alguien premeditadamente pueda arrojar algún líquido que afecte a los jugadores del equipo rival me llena de angustia, de dolor -agregó-, no solamente por la imagen del club que tengo el honor de representar sino por la de todo el fútbol argentino. Me parece muy raro que en el entretiempo, cuando iba 0-0 y quedaban 45 minutos por jugar, haya un hincha de Boca que quiera perjudicar al club. Hay gente que sabe que con estas cosas se suspende el partido y que seguramente habrá una sanción para Boca".


Hubo mucha confusión
El director técnico de Boca, Rodolfo Arruabarrena, por su parte opinó que "el partido se debió haber suspendido de inmediato" y que se tardó bastante con la decisión de no continuar.
"Lo importante era ser solidario con los jugadores de River -señaló-. Angelici ha hablado con D'Onofrio (titular de River). En el campo hubo mucha confusión. Acá sigue ganando la gente que no quiere que el fútbol mejore. Estamos en una situación que nos tiene que servir para mejorar en todo sentido". Y para terminar añadió: "Siento mucha vergüenza. Era lógico que al ser agredidos cuatro jugadores de River la suspensión tenía que llegar".


La ropa del agresor será clave
La ropa que llevaba puesta la persona que agredió a los jugadores de River será la clave para poder determinar su identidad y dar con su paradero. Fuentes judiciales informaron que los investigadores trabajaban por estas horas sobre fotos y las imágenes de las cámaras de seguridad del estadio de Boca para que el club haga hoy su descargo. Las fuentes explicaron que con la ropa que llevaba puesta el agresor se lo podrá identificar en el acceso al estadio, ya que en el ingreso a los molinetes se utiliza un software donde queda registrada cada persona.

Antecedentes lamentables
  • Siete años pasaron desde la última vez que se suspendió un partido de Copa. El último había sido también en Boca, el 30 de abril de 2008.


  • Trece años pasaron cuando Cobreloa-Olimpia se suspendió en 2002 tras un monedazo al árbitro. Se le dio por ganado a Olimpia 0-2..

  • Tres partidos de River se suspendieron en el marco de la Copa: 17-2-1966 vs. Italia, en Caracas.
4-5-2006 vs. Corinthians, en San Pablo y 18-7-2006 vs. Libertad, en Asunción.



¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia