Embed

Boca Juniors cerró el 2014 con la negativa de Banfield por el pase del defensor Nicolás Tagliafico, sin embargo arrancó el 2015 con la contratación del arquero Guillermo Sara, que brilló en Atlético de Rafaela. El xeneize continua con la confección del plantel que Rodolfo Arruabarrena tendrá a disposición en el primer semestre, que lo tendrá protagonizando el certamen local y la Copa Libertadores. Luego de la confirmación de Pablo Pérez, quien firmó su contrato a préstamo por 18 meses, la Comisión Directiva cerró el acuerdo con Guillermo Sara.
El arquero de 27 años, que brilló con la camiseta de Atlético de Rafaela en Primera División y posteriormente viajó a España para defender la valla del Betis, prefirió regresar al país ante la falta de rodaje futbolístico y acordó su vínculo con los miembros de la directiva "xeneize". De esta manera, llegará para competir con Agustín Orion, el dueño del arco de Boca.
Teniendo en cuenta que el nivel de Emmanuel Trípodi no convenció al director técnico, y que los juveniles Sebastián D'Angelo y Manuel Vicentini serán cedidos para adquirir continuidad en otro club, Arruabarrena hizo hincapié en la necesidad de reforzar el puesto y dio el visto bueno para sumar al oriundo de Santa Fe.
El jugador se haría este sábado la revisión médica correspondiente y si todo marcha bien, ese meismo día podría estampar la rúbrica en los papeles para convertirse en jugador de Boca por las próximas tres temporadas. Por el momento, disfruta los últimos instantes de la luna de miel en Punta del Este con su mujer.
Ahora, Daniel Angelici y compañía podrán enfocarse en las conversaciones por los dos laterales que solicitó el conductor del equipo: la transferencia de Milton Casco se cayó por las altas pretensiones de Newell's, lo de Nicolás Tagliafico también por un motivo similar y se abrió la posibilidad de Matías Aguirregaray, quien actualmente juega en Estudiantes de La Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia