Más cerca imposible. Boca está, como hace ya mucho tiempo, a punto de ser dos veces campeón: por el torneo de Primera y por la Copa Argentina. A tan solo dos partidos, más precisamente a dos triunfos de dar dos vueltas olímpica.
El equipo del Vasco Arruabarrena podría consagrarse el domingo que viene, desde las 18.15, en la Bombonera, frente a Tigre. Y con solo ganar será el nuevo campeón del fútbol argentino, independientemente de cómo salga Rosario Central, que visitará a Banfield.
Y si Boca empata y Central no gana, el xeneize también será campeón. Y si no puede lograrlo el próximo domingo, tendrá una chance más en la última fecha.
La segunda vuelta olímpica se resolverá en un solo partido y, precisamente, contra Rosario Central en la final de la Copa Argentina.
Este partido aún no tiene fecha ni sede confirmada pero se especula que sería a mediados de noviembre y en el estadio Bicentenario de San Juan o en el Mario Kempes de Córdoba.
Hace tres años que Boca no festeja nada y eso ya es mucho tiempo para un club como el xeneize y, sobre todo ahora, que tiene al Apache Tevez como abanderado. Tres años de su última consagración que fue, precisamente, en la Copa Argentina del 2012 (final ganada a Racing). Y hace cuatro años que no gana un título en el máximo torneo argentino.
Esta semana en la que Boca comienza a frotarse las manos, el plantel volverá a entrenar el lunes y el descanso del fin de semana servirá para la recuperación de Carlos Tevez, quien volvió de San Juan rengueando.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia