La contundencia de Boca, con la actuación descollante del delantero Darío Benedetto, autor de tres goles, fue demasiado para Quilmes en la goleada 4-1 en La Bombonera por la cuarta fecha del Campeonato de Primera División, que a su vez le dio algo de tranquilidad de cara a los octavos de final de Copa Argentina frente a Lanús.
El delantero Ricardo Centurión amplió la ventaja para Boca y el volante de Quilmes Hernán Da Campo señaló el empate parcial para la visita en el encuentro dirigido por Néstor Pitana.
Con este resultado, Boca volvió al triunfo (el segundo consecutivo de local) y alcanzó los siete puntos en el certamen, mientras que Quilmes, que sigue sin ganar, se quedó con dos unidades.
Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia