Luego de dos derrotas al hilo, Boca se recuperó y quedó a un punto del líder San Lorenzo, tras golear anoche 4 a 0 a un opaco Newell's en un partido disputado en una Bombonera sin público y correspondiente a la decimoquinta fecha del torneo de Primera División.
Con este resultado, los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena cerraron el semestre con 31 puntos, uno menos que San Lorenzo, que se aseguró el primer lugar con el empate de antenoche ante Belgrano.
En cuanto al partido, Boca fue superior en la mayor parte del desarrollo y mostró la efectividad en ataque que no tuvo en los dos encuentros anteriores, algo que lo había pagado con sendas derrotas.
El capitán local, Daniel "Cata" Díaz, ejecutó un tiro libre apenas comenzado el encuentro con un fuerte derechazo que se desvió levemente en un hombre de la barrera y doblegó el esfuerzo del arquero Pocrnjic, concretando el 1 a 0.
Los rosarinos mostraban dificultades para salir del fondo y Boca comenzó a manejar la pelota. Sin embargo, Palacios no lograba desbordar por el sector derecho al debutante juvenil Gabriel Báez y Calleri perdía le pelota en el área rival con Fernández y López.
A los 8 minutos, Bentacur probó con un disparo de media distancia, que salió apenas por arriba del ángulo superior derecho.
Cuando se jugaban 16 minutos, Colazo dejó corto un rebote y Scocco le pegó de primera, sacando un fuerte remate de derecha, desde 25 metros, que impactó en el palo derecho. Fue la situación más clara para Newell's en la primera parte.
Boca comenzó a sacar provecho de las fragilidades defensivas de la visita.
Tres minutos después, el que ganó el duelo fue Palacios, quien anotó el 2 a 0 en una jugada similar, tras una buena combinación entre Pérez y Calleri en un rápido contragolpe.
El segundo gol local fue un verdadero golpe de nocaut para el elenco rosarino y a partir de allí fue todo de Boca, que alcanzó el tercer gol con un soberbio cabezazo de Calleri, a los 18 minutos, tras un córner ejecutado por Colazo desde la izquierda.
En 37 minutos, y cuando el resultado ya estaba claramente sentenciado, Víctor López falló en la salida, le regaló la pelota a Chávez y este habilitó a Palacios, quien fue derribado en el área por Nehuén Paz.
El árbitro Diego Ceballos cobró penal, del que se hizo cargo Chávez, logrando el cuarto gol con un zurdazo al palo derecho que engañó a Pocrnjic.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia