Luego de que la Conmebol descalificara a Boca Juniors del certamen continental y le aplicara una pena de cuatro partidos como local sin público para competencias internacionales por los incidentes en la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores ante River, ahora se conoció la pena a nivel local.
El Comité de Seguridad sancionó a Boca con un partido como local a puertas cerradas. De esta manera, el próximo domingo el club de la ribera recibirá a Aldosivi, por la decimotercera fecha del campeonato de Primera División, sin su parcialidad en las tribunas.
A su vez, deberá cumplir reformas y arreglos en su estadio para que la cancha resulte habilitada para el siguiente partido doméstico en Boca, que será frente a Newell's Old Boys.
Igualmente la intención es expulsar del club a los indicados como responsables de la agresión a los futbolistas millonarios. Para eso se debe realizar un procedimiento estatutario que podría demandar algunas semanas.
Cuando los jugadores de River salían por el túnel para disputar los últimos 45 minutos de la serie de octavos de final de la Copa Libertadores, un grupo de barrabravas les tiró gas pimienta por un hueco en la manga, lo que motivó la suspensión del encuentro y la descalificación de Boca.
Los responsables fueron identificados por las cámaras de televisión y ahora deberán prestar declaración ante el juez que interviene en la causa caratulada como 'lesiones leves agravadas', que contempla penas de hasta 16 meses de prisión.
Luego de varias pruebas, los peritos confirmaron que el preparado con el que agredieron a los jugadores 'millonarios' no era de preparación casera sino gas pimienta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia