Boca visitará a Independiente del Valle, desde las 21.45 hora de Argentina, en el partido de ida de la semifinal de la Copa Libertadores, que cruzará a un renovado equipo xeneize con algunos refuerzos y jugadores recuperados, ante un conjunto ecuatoriano considerado la "Cenicienta" del certamen.
El encuentro se jugará en el estadio Atahualpa de Quito, con el arbitraje del colombiano Wilmar Roldán. La revancha será el 14 de julio en el mismo horario en la Bombonera y el ganador de esta llave jugará ante el vencedor de la otra semifinal entre Nacional de Medellín y San Pablo.
Embed

En la capital de Ecuador y ante un estadio colmado por 45 mil simpatizantes se enfrentarán dos equipos con historias, trayectorias y potencial futbolístico opuestos y diferentes.
De un lado está el equipo argentino con sus seis copas Libertadores y un plantel de figuras importantes con Carlos Tevez como su máximo exponente.
Del otro lado, los locales que en silencio se convirtieron en la "Cenicienta" de la Copa tras eliminar a equipos importantes como River (último campeón de la Libertadores) y Pumas de México.
Embed

Del lado de Boca todo es calma y empeño para bajar la ansiedad. "Trataremos de conseguir un buen resultado de visitante ante un equipo difícil y en la altura, para después poder definir de locales", dijo un cauto Guillermo Barros Schelotto, director técnico xeneize.
Boca llegó en la noche del martes a Guayaquil y arribará a Quito sobre la hora del partido para evitar los efectos de la altura. Guillermo ya tiene confirmado el equipo que buscará sacar un buen resultado de visitante para definir la serie en la Bombonera.



¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia