Decenas de socios de Boca reclamaban hoy en La Bombonera, forzando una puerta de acceso y filtrándose por otra, por no haber podido comprar los adicionales para el superclásico del jueves frente a River en los locales de Pago Fácil.
Después de haber aguardado varias horas en las largas colas de los más de 160 puntos habilitados para comprar los adicionales, los socios que no pudieron conseguir su entrada debido al colapso del sistema se dirigieron al estadio y allí se produjeron algunos disturbios.
Un grupo de socios forzó la puerta 2 de la Bombonera y otros lograron ingresar por una puerta secundaria y llegaron al departamento de socios, donde empleados del área los inscribieron en una lista y se comprometieron a llamarlos para obtener la entrada.
En tanto, el secretario general de Boca, César Martucci, admitió hoy que "es imposible" que el club le dé una solución a la gran cantidad de socios que se quedaron sin entradas para el superclásico del jueves, que definirá la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores.
"Entiendo que ninguna explicación va a ser suficiente. Es imposible tener solución porque ya está colmada la capacidad del estadio. Tenemos la cancha llena", sostuvo Martucci en una improvisada rueda de prensa luego de que cientos de socios reclamaran en la Bombonera.
"Se habilitó la capacidad máxima y los socios y como no había sucedido nunca en dos horas se agotaron la totalidad de los adicionales", concluyó el dirigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia