La goleada como local ante el equipo venezolano dejó a los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena a un paso de los octavos de final, por lo que el entrenador incluirá lo mejor que tiene a disposición para recibir al conjunto de Florencio Varela.
Tres días más tarde, cuando vuelva a jugar con Zamora, esta vez en Barinas, Venezuela, por la Libertadores, algunos de los que vienen con más desgaste por la competencia acumulada serán reservados.
Sobre esa idea se constituirán los equipos para ambos encuentros pero de todos modos Arruabarrena esperará para evaluar la recuperación física de cada uno de sus hombres y recién mañana definirá la lista de los que se concentrarán para la quinta fecha del torneo local.
En principio se supone que Fernando Gago y Nicolás Lodeiro podrían no integrar la delegación que viajará a Venezuela y lo mismo podría suceder con Marco Torsiglieri, el futbolista que tiene más minutos sumados en las dos competencias paralelas.
Gino Peruzzi, a quien se pensaba hacer debutar anoche ante Zamora y que finalmente no se concentró, sí podría tener su bautismo en el partido frente a Defensa.
Con mucho por definir aún, una posible alineación para el sábado es la siguiente: Agustín Orion; Peruzzi, Daniel Díaz, Torsiglieri, Fabián Monzón; Marcelo Meli, Cristian Erbes, Gago, Lodeiro; Juan Manuel Martínez y Jonathan Calleri.
Esta mañana, a once horas del final del partido ante los venezolanos, el plantel volvió al trabajo y, en un ambiente de jolgorio, el kinesiólogo Sergio Brozzi fue castigado con dureza, por no haber sacado correctamente la fotografía que se le encargó en el festejo del gol de Daniel Osvaldo.
Orion, Marín, Juan Cruz Komar, Torsiglieri, Nicolás Colazo, Meli, Erbes, Gago, Lodeiro, Federico Carrizo y Osvaldo, que fueron titulares, desarrollaron ejercicios regenerativos.
Los jugadores que en la mañana del miércoles habían llevado a cabo una práctica de fútbol esta vez hicieron fútbol-tenis y ligeros movimientos con pelota.
Guillermo Burdisso, Alexis Rolín, Andrés Cubas, Pablo Pérez, Cristian Pavón y Andrés Chávez, luego de pasar por kinesiología, regresaron al campo y también trabajaron con balón, calzando zapatos de fútbol.
Se espera que desde el comienzo de la semana entrante Cubas, Chávez y tal vez Burdisso puedan reanudar el entrenamiento normal para estar en los próximos días a disposición de Arruabarrena.
Lisandro Magallán, en la última etapa de la recuperación por la rotura de ligamento cruzado anterior izquierdo sufrida en octubre pasado, sigue intensificando sus sesiones de trote por el perímetro de la cancha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia