Boca Juniors, el actual campeón del fútbol argentino, no pasó esta noche de una pobre igualdad sin goles ante Temperley, de visitante, en el debut de ambos en el torneo de fútbol de Primera División.
El equipo de Rodolfo Arruabarrena tuvo buenos arranques, tanto en el primer tiempo como en el segundo, pero no tuvo consistencia; y el conjunto local consiguió un empate con sabor a victoria.
De hecho, Fernando Tobio (2m.) y Carlos Tevez (7m.) merodearon el gol en el período inicial y Marcelo Meli (2m. y 4m.) lo hizo en el complemento.
Entonces Boca, con un 4-3-1-2, se desdibujó con el transcurrir de los minutos y favoreció a un rival combativo y limitado.
Temperley, con un 4-4-2, batalló, metió presión en el mediocampo y atacó cuando pudo. Así, Marcos Figueroa (17m.) dispuso de una chace clara en la etapa inicial.
Después todo fue entrega, pero sin peso en ataque en el equipo local; y vértigo y poca claridad en el conjunto visitante.
Carlos Tevez y Nicolás Lodeiro no pesaron en la generación de juego y Andrés Chávez, el único punta más allá del dibujo táctico, quedó aislado en la ofensiva.
Arruabarrena realizó cambios para torcer un desarrollo adverso, pero el equipo lució falto de recursos y fútbol para llevarse los tres puntos.
Así, el conjunto que dirige Iván Delfino ganó en confianza, batalló más de lo que jugó, y trabajó un empate que le gustó más que a su rival.
Boca, con el resultado, sumó su cuarto partido consecutivo sin convertir (tres amistosos y el partido de hoy) y dejó muchas dudas desde lo futbolístico.


Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia