Guillermo Barros Schelotto analiza la posibilidad de volver al esquema 4-3-3 ante Rosario Central por cuartos de final de la Copa Argentina, el miércoles en Córdoba, con dos cambios respecto del equipo que goleó 4-0 a Temperley y con el delantero Darío Benedetto en el banco de suplentes.
No obstante haber dicho en conferencia de prensa el sábado pasado, tras la buena demostración de su equipo, que continuaría con el 4-2-3-1, el entrenador xeneize podría poner tres jugadores en el medio y tres adelante.
Boca enfrentará el miércoles a Rosario Central por los cuartos de final de la Copa Argentina en el estadio Mario Alberto Kempes desde las 21.10.
Boca tendría dos variantes con respecto al equipo del fin de semana: una es la duda entre los colombianos Sebastian Pérez y Wilmar Barrios para jugar de volante central, cambio posicional que derivaría en la salida de Walter Bou; y la otra variante sería la vuelta de Jonathan Silva en lugar de Frank Fabra.
El posible once xeneize para jugar el miércoles sería con: Guillermo Sara; Gino Peruzzi, Santiago Vergini, Fernando Tobio y Frank Fabra; Pablo Pérez, Sebastian Pérez o Wilmar Barrios y Rodrigo Bentancur; Cristian Pavón, Carlos Tévez y Ricardo Centurión.
La lista de convocados para el trascendental choque ante Central se completa con Axel Werner, Frank Fabra, Juan Insaurralde, Leonardo Jara, Fernando Zuqui, Nazareno Solís, Darío Benedetto y Walter Bou.
De esta manera, más allá de que el técnico hoy no paró un equipo y sólo dispuso que los jugadores realicen ejercicios con pelota, estaría la idea de poner alguien más en el medio y reforzar esa zona.
Mientras que la otra novedad fue que Benedetto, recuperado de la lesión que lo afectaba en su rodilla derecha, se entrenó a la par de sus compañeros en el predio de Casa Amarilla.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia