Boca, clasificado a los octavos de final desde hace una semana, intentará mañana quedarse con el primer puesto del Grupo 3 de la Copa Libertadores, clave para definir como local en el cruce de segunda ronda, cuando reciba al colombiano Deportivo Cali, ya sin chances de seguir adelante, en uno de los partidos por la última fecha.
Embed
Embed
El encuentro se jugará en el estadio La Bombonera, en malas condiciones debido a las precitipactiones de los últimos días en la Capital Federal, a partir de las 19.30, con arbitraje del uruguayo Christian Ferreyra, con la asistencia de Gabriel Popovits y Horacio Ferreiro.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia