Boca, golpeado por la eliminación en las semifinales de la Copa Sudamericana, quedó con un saldo de cuatro futbolistas lesionados después de perder con River Plate en el estadio Monumental: los mediocampistas Fernando Gago y Marcelo Meli, el delantero Andrés Chávez y el defensor Nicolás Colazo.
El parte médico oficial entregado tras la práctica de esta mañana arrojó que Gago sufrió una distensión en el aductor derecho; Meli, una distensión en el isquiotibial derecho; Chávez, la misma dolencia en el aductor izquierdo y Colazo, una contusión vasto externo (cuádriceps) izquierda.
Para los tres primeros futbolistas, al tratarse de lesiones fibrilares, significó la conclusión del año futbolístico, al que le quedan sólo los compromisos frente a Lanús, de visitante, y Gimnasia y Esgrima La Plata, de local, por el Campeonato de Primera División.
Colazo tampoco estará disponible para el encuentro del domingo en La Fortaleza pero, de acuerdo con su evolución, podría recuperarse de cara al compromiso de la última fecha en La Bombonera.
Gago se lesionó anoche durante el primer tiempo del superclásico en Núñez y fue reemplazado a los 41 minutos por el chileno José Fuenzalida, luego de una infracción de Ariel Rojas desde atrás. Por su parte Meli, pese a la lesión, pudo completar el encuentro.

¿Tras ganarle a Boca, pensás q...

Chávez, en cambio, se resintió en el aductor izquierdo después del empate en el partido de ida y comenzó en el banco de suplentes la revancha, que lo tuvo como partícipe en los últimos 25 minutos.
El plantel de Boca regresó esta mañana al trabajo en el predio de Casa Amarilla con un entrenamiento relámpago, de aproximadamente una hora, en el que se palpó un clima de tristeza por la eliminación del torneo sudamericano.
Frente al panorama de lesionados, el técnico Rodolfo Arruabarrena cuenta con Emanuel Insúa para reemplazar a Colazo en el lateral izquierdo; Andrés Cubas, Federico Bravo, Pablo Ledesma y Fuenzalida como alternativas para la mitad de la cancha, más Emmanuel Gigliotti y Jonathan Calleri como delanteros principales.
Boca volverá a las prácticas mañana por la tarde y recién entonces el entrenador dará indicios de la formación que presentará ante Lanús (tercero a dos puntos del líder Racing Club), que jugará una de sus últimas cartas en la pelea por el título.
Con la eliminación de anoche el equipo "xeneize" se quedó sin objetivos en el año, que cerró sin victorias ante River en ocho superclásicos. Cincos de ellos fueron derrotas (2-0 en Córdoba, 2-1 en Mendoza, 4-2 por penales en México, 2-1 en La Bombonera y 1-0 en el Monumental) y tres empates (1-1 en Mar del Plata, 0-0 en La Boca y 1-1 en Núñez) .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia